Habitualmente se entiende que los conflictos y desavenencias dentro de la pareja son un hecho corriente, sin embargo cuando los conflictos afectan intensamente a la convivencia, cuando ponen en peligro la estabilidad de la pareja o cuando afectan gravemente al bienestar de uno o de ambos miembros, la terapia de pareja puede ser un recurso útil para recobrar el bienestar personal y el equilibrio de la relación.

Algunos de los problemas más comunes dentro de las parejas en conflicto son: la falta de comunicación, la falta de asertividad, el estrés, las diferencias de expectativas, el desequilibrio entre las gratificaciones mutuas, los celos o problemas con los hijos. Sin embargo cada pareja tiene su propia idiosincrasia y va a presentar una problemática compleja y propia. Cualquiera que sea el problema la terapia de pareja puede convertirse en un recurso importante para abordar las crisis y los problemas de la relación. En mi consulta en Málaga o en el servicio de consulta a domicilio  encontrarás una terapia orientada a mejorar la relación y a hacerla más saludable, resolviendo los problemas de comunicación, aprendiendo a manejar los conflictos y las tensiones.